Regístrate aquí

Paisajes de España con los que emocionarse:


Cuando todo lo que estamos viviendo en los últimos días pase, seguro que daremos mucha importancia a cosas que antes no prestábamos tanta atención. Una de las cosas que veremos con otros ojos es nuestra relación con la naturaleza. Posiblemente nos emocionaremos con cosas tan sencillas como un atardecer en la playa, el vuelo de un pájaro, las gotas de rocío que caen o una flor que se abre.

Datos Útiles


País: España
Idioma: Español
Zona Horaria: GMT +1
Moneda: Euro
Requisitos de entrada: -

Queremos hacer un recorrido por algunos de los paisajes máshermosos de cada comunidad autónoma y conocer esos paisajes de España en losque es difícil no emocionarse.


Galicia:

Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra será candidata a ser Patrimonio Mundial de la Unesco en el año 2021 y no nos extraña. La Ribiera Sacra se encuentra situada entre las provincias de Lugo y Ourense. El río Sil ha ido creando a su paso un paisaje de extraordinaria belleza con precipicios que alcanzan los 500 metros de altura. Un recorrido por la Ribeira Sacra nos lleva a conocer los socalcos, viñedos que crecen en lugares imposibles. A esto hay que sumar un conjunto románico de incalculable valor con el monasterio de Santo Estevo de Ribas do Sil a la cabeza y pueblos de extraordinaria belleza. Apostamos por la Ribeira Sacra como lugar Patrimonio Mundial de la Unesco.


Asturias:

Desfiladero de los Beyos

Comienza en León y termina en Asturias. Estamos ante uno de los desfiladeros más impresionantes de Europa. La carretera N-625 discurre entre enormes rocas que pueden alcanzar los 1000 metros de altura. Acompañando al viajero en su recorrido está el río Sella. A lo largo del camino, pequeños aparcamientos nos permiten bajar del coche y emocionarnos con unas vistas que impresionan. Poco a poco el desfiladero va muriendo y Cangas de Onís nos espera al final del trayecto.


Cantabria:

Valles Pasiegos

Cantabria en estado puro. Así son los Valles Pasiegos. La típica imagen de montañas y prados verdes tiene su máximo exponente en los Valles Pasiegos. Tranquilidad, belleza y silencio se unen en un paisaje poblado por gentes con un estilo de vida sencillo. Los ríos Pas y Miera contribuyen a acrecentar la belleza de estos parajes y el ruido de sus aguas crean una sensación de paz y calma. En las cercanas cuevas de Puente Viesgo encontraremos una joya: pinturas rupestres que alcanzan los 30000 años.


País Vasco:

San Juan de Gaztelugatxe

En una votación popular que se realizó hace algunos años, San Juan de Gaztelugatxe salió elegida el paraje natural más bonito de España según los votantes. No sabemos si San Juan de Gaztelutxe es el más bonito, pero sí que es un lugar de increíble belleza. Se trata de un pequeño islote que se encuentra en el municipio de Bermeo, en Vizcaya. En la cima de la pequeña colina existe una ermita del siglo X que está dedicada a San Juan. Para llegar hasta ella tenemos que recorrer un caminito que se levanta sobre las aguas del mar. En los últimos años se ha hecho muy famosa por haber sido escenario de rodaje de algunas escenas de la popular serie Juego de Tronos.


Navarra:

Selva de Irati

Navarra cuenta con mil parajes de increíble belleza, pero la Selva de Irati tiene un “no sé qué” que seduce a quien se acerca a conocerla. El bosque ocupa más de 17000 hectáreas y está compuesto en su mayoría por bosques de hayas y abetos, aunque también encontramos enebros y sauces. La riqueza de la vida animal no se queda atrás. Los colores en primavera y otoño son de una belleza que no se puede explicar con palabras. Y cuando la neblina se adentra en la selva, la estampa es de una hermosura arrebatadora. Para aquellos que tras el encierro de estos días busquen calma y paz, la Selva de Irati puede ser un destino perfecto.


Castilla y León:

Las Médulas

El paisaje conocido como Las Médulas entró a formar parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad en el año 1997. Este extraño paisaje se encuentra ubicado en la comarca de El Bierzo. Aquí se encontraba en época del imperio romano una mina de oro; los trabajos de aquella época en la mina contribuyeron a dar al paisaje unas formas que no se encuentran en ningún otro lugar de la geografía española. Las Médulas cuenta con un aula arqueológica donde el visitante puede conocer mejor la historia de este curioso lugar.


Madrid:

Hayedo de Montejo

Madrid no es sólo la gran urbe que todos conocemos, Madrid también es una comunidad que cuenta con espacios de extraordinaria belleza y donde es posible encontrar tranquilidad. Uno de esos parajes que encantan al viajero es el Hayedo de Montejo, en Montejo de la Sierra. Se trata de uno de los bosques de hayas más al sur del continente europeo. El número de visitantes que pueden acercarse hasta aquí está limitado con el fin de preservar su cautivadora belleza y proteger su entorno natural. Cuando llega el otoño, los colores del hayedo muestran una preciosa paleta de colores.


La Rioja:

Parque Natural Sierra Cebollera

Sí, es verdad que la comunidad riojana es pequeña, pero esto no es impedimento para que posea algunos parajes de indudable hermosura. Uno de esos paisajes a los que nos referimos es el que ha creado el Parque Natural Sierra Cebollera, de algo más de 23500 hectáreas. Situada en la parte norte del Sistema Ibérico, en el parque se funden altas cimas, con pequeños y hermosos pueblos y senderos que discurren entre abundante vegetación. Sin embargo, si hablamos de la Sierra Cebollera hay que hablar de las cascadas de Puente Ra, unas de las protagonistas indiscutibles de este precioso espacio natural.


Aragón:

Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra es una construcción de comienzos del siglo XIII, que estuvo ocupada por monjes durante más de seis siglos. Tras unos años convulsos, el monasterio recupera su esplendor. Pero no es sólo el monasterio lo que atrae a los viajeros hasta este lugar de Zaragoza, sino también el impresionante parque que lo rodea donde las aguas forman cascadas como La Caprichosa o la cascada de Cola de caballo. Pequeñas cuevas rodeadas de abundante vegetación completan un paisaje que se queda grabado en la retina de quien lo contempla.


Cataluña:

Macizo de Montserrat

Muchos son los parajes naturales que podemos destacar en Cataluña. Tanto el mar Mediterráneo como los Pirineos poseen infinidad de paisajes y lugares con encanto. Sin embargo, hemos querido destacar el Macizo de Montserrat por dos razones. La primera, por lo original y raro de su morfología. La segunda razón, porque es uno de los iconos de Cataluña. Una última razón para destacar el Macizo de Montserrat es el monasterio Benedictino de Montserrat al que cada año acuden miles de fieles y turistas. Allí encontraremos la imagen de la virgen conocida como “La Moreneta”.


Extremadura:

Valle del Jerte

Es una pena que este año por la alerta sanitaria no podamos contemplar el Valle del Jerte en todo su esplendor, con los cerezos en flor. Sin embargo, cualquier época del año es buena para conocer y disfrutar del paisaje que nos ofrece el Valle del Jerte, en Cáceres. El valle es atravesado por el río Jerte, quien le da nombre. Los cerezos son el principal reclamo de este paisaje extremeño. Otras especies que crecen aquí son los cerezos, los castaños, los robles y los madroños. Es posible avistar en estas tierras linces y gatos monteses. La Garganta de los Infiernos es una de las bellezas naturales con las que cuenta el valle.


Castilla – La Mancha:

Parque Natural de Lagunas de Ruidera

Considerado como uno de los espacios naturales más hermosos de España, las Lagunas de Ruidera se encuentran enclavadas entre las provincias de Albacete y Ciudad Real. El mayor atractivo de la zona son las 16 lagunas escalonadas que escupen sus aguas a través de espectaculares cascadas. Rutas de senderismo, abundante vegetación y varias playas que atraen cada verano a un gran numero de turistas completan el paisaje del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera.


Andalucía:

Parque Nacional del Cabo de Gata (Almería)

En sus algo más de 87000 kilómetros cuadrados, Andalucía posee paisajes de gran belleza como el Parque Nacional y natural de Doñana, Sierra Nevada, o las playas de Cádiz. Sin embargo, el Parque Nacional del Cabo de Gata sorprende por su singularidad. El parque se encuentra en el término municipal de Níjar, en la provincia de Almería. Para buscar paisajes que se parezcan al que nos ofrece el Parque Nacional del Cabo de Gata tendríamos que buscar en tierras africanas, pues en Europa no hay nada parecido. Pueblos como Las Negras y lugares como la cala de San Pedro, la Playa de los Genoveses y la ensenada de Monsul justifican una escapada a este paraje almeriense.


Comunidad Valenciana:

Parque Natural de la Albufera

La palabra “Albufera” proviene del idioma árabe y significa “mar pequeño”, y eso es lo que es este Parque Natural de Valencia. El Parque Natural de la Albufera cuenta con algo más de 21.000 hectáreas. Este “pequeño mar” o humedal se encuentra rodeado de extensos terrenos de arrozales que dan justa fama a Valencia como región arrocera. Recorrer el paraje en barca o sentarse tranquilamente a disfrutar de una bellísima puesta de sol son dos cosas muy sencillas, pero que se disfrutan de una manera especial en este lugar.


Región de Murcia:

Sierra Espuña

El Parque Regional de Sierra Espuña se encuentra en la región murciana y tiene más de 19000 hectáreas. Verdes valles comparten protagonismo con cumbres que superan los 1500 metros, como el Morrón de Espuña. El pino es la especie arbórea dominante, aunque también hay olmos y chopos. En cuanto a la fauna, es posible avistar jabalíes, lirones y gatos monteses. Los cielos de Sierra Espuña están dominados por el águila real. Algunos de los lugares más importantes del parque son Los pozos de la Nieve, el Centro de Interpretación Ricardo Codorniu y varias sendas por las que disfrutar de un agradable paseo.


Baleares:

Faros de Menorca

Visitar los faros de Menorca será la excusa perfecta para recorrer de norte a sur y de este a oeste una isla de calas con aguas cristalinas y con una luz que hechiza al visitante. La isla de Menorca cuenta en total con 7 faros, de los cuales 6 se pueden visitar: el faro de Artrutx, el faro de Punta Nati, el faro de Sa Farola, el faro de Cavalleria, el faro de Faváritx y el faro Illa del Aire. Quizás, de entre todos, hay que destacar los faros de Punta Nati y de Faváritx, por lo extraño y singular de su paisaje y el de Cavalleria por las vistas que se tienen desde el faro.


Canarias:

Parque Nacional de Timanfaya

Terminamos nuestro viaje por algunos de los paisajes más hermosos de España en la isla canaria de Lanzarote. El Parque Nacional de Timanfaya se encuentra entre los municipios de Yaiza y Tinajo y ocupa una extensión de 5107 hectáreas. Se trata de un paisaje volcánico. Hubo dos grandes erupciones, una en el año 1730 y otra en el año 1824. La Montaña rajada o la Caldera del corazoncillo son dos de los volcanes más famosos del parque.


Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.