¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Samarcanda, la joya eterna

Samarcanda, la joya eterna


Solamente pronunciar su nombre se nos llena la boca, Samarcanda evoca a exotismo, aventura, historia, amor, espiritualidad,..  Decenas de siglos han moldeado como un alfarero el encanto ancestral de esta capital del mundo antiguo.

Uzbekistán Uzbekistán Uzbekistán Uzbekistán Uzbekistán Uzbekistán Uzbekistán Uzbekistán
Datos Útiles


País: Uzbekistán
Idioma: Uzbeko, Ruso
Zona Horaria: GMT +5
Moneda: Sum Uzbeko
Requisitos de entrada: Pasaporte válido y visado

Fue una de las paradas más importantes de la legendaria ruta de la seda, mezclando culturas de oriente y occidente construyendo una Torre de Babel comercial.  Ha sido invadida en innumerables ocasiones por conquistadores que se han rendido a su belleza, como Alejandro Magno que declaró: “Todo lo que había oído de la belleza de Samarcanda es cierto, salvo que es todavía más hermosa de lo que me podía imaginar”.

Actualmente, con 412.000 habitantes, Samarcanda es la segunda ciudad más importante de Uzbekistán. El comercio y el turismo son sus principales actividades económicas, sabedores del tesoro que tienen, y la seguridad en el país está más que . Hasta cierto punto asfixiante debido al régimen político que sufren los Uzbekos. La divisa en curso legal es el som (2.419 soms equivalen a 1 euro), la baja cotización de la moneda juntamente a que el billete de más valor es el de 1.000 soms, hace que sea muy recomendable llevar una mochila para transportar los fajos de billetes que nos darán con el cambio. Y sí, llevar una mochila llena de fajos de billetes es chocante, os sentiréis como un gánster después de hacer un cobro.

Mercado de Siab

Para empezar a impregnarnos de los miles de años de historia de esta ciudad nos dirigimos al Mercado de Siab. Situado en la calle Bibikhonim, a pocos metros de la inmensa mezquita de Bibi Khanum, el mercado de Siab es el principal bazar de la ciudad y donde viviremos en primera persona el milenario comercio  maracandés. Prendas de vestir de todas las partes del país, hortalizas frescas, todo tipo de carnes, frutos secos, especias, dulces, lácteos y por supuesto también suvenires para el turista.

El regateo es obligatorio en Samarcanda y en este mercado más aún. Es posible que veamos mucha diferencia en el precio que pagan los nativos y nosotros, es normal por eso tenemos que tener habilidad al regatear y poder sacar el mejor precio. Cuidado que es adictivo y nos podemos pasar la tarde discutiendo y regateando como los antiguos caravaneros sin darnos cuenta. Por los alrededores del mercado podremos probar la cocina uzbeka,  el plato más característico es el plov. Hecho a base de arroz, carne, verdura y hortalizas seria la versión uzbeka de nuestra paella. También podremos ver tenderetes donde nos ofrecerán non, que es la torta de pan tradicional, acompañada con carne, verduras o lácteos.

Mezquita Bibi Khanum

Cuenta la leyenda que el poderosísimo conquistador mongol Tamerlán salió en una de sus muchas batallas para ampliar su imperio, en su ausencia su esposa Bibi Khanum decidió construirle un templo en homenaje a él. El arquitecto encargado de la obra se enamoró profundamente de la reina y sólo accedería a terminar el templo si ella le daba un beso. La reina aceptó pero la pasión del beso desembocó en un pequeño mordisco en la boca de la reina. Al regresar a Samarcanda el sanguinario conquistador se percató de la herida y traición de su esposa y la lanzó desde la cima de una de las ingentes cúpulas turquesa de la mezquita. El arquitecto murió poco antes de la llegada de Tamerlán y la mezquita se conoció con el nombre de la fallecida reina, Bibi Khanum o “reina de las mujeres”.

Esta triste historia de amor a tres bandas nos sirve de marco para contemplar y visitar esta mastodóntica mezquita. Con unos portales de 35 metros de altura el inicio de la visita ya es espectacular. Repleta de preciosos mosaicos arabescos e inscripciones la mezquita es un arcoíris de colores, típico ejemplo de la arquitectura que encontraremos por Samarcanda. Sufrió un terremoto en 1897 y quedó bastante deteriorada, gracias a procesos de restauración que todavía se están llevando a cabo la mezquita está recuperando gran parte de la majestuosidad que irradiaba 125 años atrás.

Plaza de Registán

El lugar más emblemático y centro neurálgico de la ciudad de Samarcanda es la Plaza de Registán. En ella se juntan tres madrazas o centros de estudio incomparables en belleza.
La Madraza de Ulugh Beg, nieto de Tamerlán, fue uno de los centros de estudio astronómico  más importantes del siglo XV. Una imponente portalada o pishtaq arrebozada de preciosos mosaicos arabescos da la bienvenida al viajero, vigilado de cerca por los cuatro minaretes que encuadran a la madraza. En las estancias interiores encontraremos un patio, dependencias de estudio, una mezquita y habitaciones para los estudiantes.

Construida en 1636 por el regente Yalangtush Bakhodur, la Madraza de Sher Dor es la mezquita irreverente de Samarcanda. Unos feroces tigres decoran el pishtaq de la madraza incumpliendo una de las leyes del Islam de no representar seres vivos. Y bendita irreverencia por lo preciosos de los mosaicos, uno de los atractivos más cautivadores y bonitos de la ciudad.

La tercera madraza que encontraremos en la plaza Registán es Tilya Kori también construida durante el mandato de Yalangtush Bakhodur. El significado del nombre del templo es “cubierta de oro” y comprobaremos  en su salón principal el porqué del nombre ya qué el dorado es omnipresente en la decoración de la sala. Las líneas, como en sus dos hermanas, son simples y rectas y es allí donde radica la belleza de la arquitectura timur. La simplicidad de sus líneas, las grandes proporciones y las recargadísimas decoraciones basadas en mosaicos es un cambio brusco a los gustos occidentales.

La ciudad de los muertos de Shah-i-Zinda

Esta necrópolis se empezó a construir alrededor del siglo VII donde según se cuenta Qusam ibn Abbas, primo del profeta Mahoma, fue decapitado mientras rezaba con las manos abiertas. La cabeza de Abbas fue recogida por sus manos y se dirigió caminando a un pozo cercano donde se dice que aún vive. Alrededor de esta leyenda se construyó esta ciudad de grandiosos mausoleos donde descansan reyes y familiares de la dinastía timúrida.
La necrópolis alberga a más de una veintena de mausoleos de típica arquitectura timúrida y está situada encima de las ruinas de la más que antigua ciudad de Sogdiana.

Samarcanda es un enclave que tendría que estar subrayado en los mapas de los viajeros amantes de las culturas antiguas. La ciudad tiene diseminados multitud de edificios timúridas para dar testimonio del peso que tuvo durante siglos como puerta de entrada de occidente a oriente.  

Webs oficiales

http://www.uzbekembassy.es/
http://www.uzbektourism.uz/en/


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.