Regístrate aquí

10 lugares al aire libre para fotografiar en Barcelona


No sabemos cómo evolucionará la crisis del coronavirus en las próximas semanas. Si todo sigue según lo previsto, parece ser que las primeras actividades de las que podremos disfrutar tras el confinamiento serán aquellas que se pueden realizar al aire libre (siempre siguiendo las recomendaciones). Una de esas actividades que es posible realizar al aire libre es la fotografía, un arte que consigue adentrarse en el alma de los rincones más cautivadores de paisajes y ciudades.

Datos Útiles


País: España
Idioma: Español, Catalán
Zona Horaria: GMT +1
Moneda: Euro
Requisitos de entrada:

Una de las mejores ciudades para descubrir esa alma y disfrutar de la fotografía es Barcelona. No obstante, la capital catalana se encuentra dentro del Top 5 de las ciudades de Europa más populares en Instagram. Y es que son muchos los lugares en Barcelona que invitan a sacar la cámara de fotos y conseguir hermosas imágenes: la Sagrada Familia, la Pedrera, el parque Güell, Santa María del Mar…

Sin embargo, hoy queremos fijarnos en 10 lugares al aire libre para fotografiar en Barcelona que no son tan famosos ni turísticos como los monumentos antes mencionados, pero que se convierten por su singularidad en imágenes perfectas para nuestro Instagram. 


Plaza de San Felipe Neri:

Son muchos los turistas que cuando visitan Barcelona pasean por los alrededores de la catedral y, sin embargo, son pocos los que encuentran la Plaza de San Felipe Neri. Esta plaza es, sin duda, uno de los lugares con más encanto de la ciudad. Un tesoro escondido en medio del barrio gótico que carga a sus espaldas con la triste historia de un bombardeo que tuvo lugar en los años de la guerra civil. Una herida no cerrada que todavía muestra sus cicatrices en la fachada de la Iglesia de San Felipe Neri.

Se trata de un espacio silencioso y tranquilo, ornamentado con una bella fuente octogonal en el centro. Son muchos los amantes de la fotografía que se acercan a primera hora de la mañana a la Plaza de San Felipe Neri para poder capturar la belleza, la magia y el silencio de este lugar.

Estación de Francia:

En la lista de los 10 lugares al aire libre para fotografiar en Barcelona tiene que estar la Estación de Francia. Si bien es la estación de Sants la que registra un mayor volumen de pasajeros, a la Estación de Francia la corresponde el título de ser la más bonita de Barcelona.

Esta estación se encuentra ubicada en el bohemio barrio del Born, cerca del Parque de la Ciutadella. Fue inaugurada en 1929 por Alfonso XIII con motivo de la Exposición Universal. Su vestíbulo de entrada es elegante y señorial. Las vías se encuentran cerradas por un espectacular armazón de hierro que convierten a la Estación de Francia en una de las mejores muestras del estilo modernista en Barcelona. Los rayos del sol entrando entre las rendijas del esqueleto de hierro de la estación, junto con la imagen de un tren que se acerca por las vías, se convierte en una de las fotografías más románticas que podemos conseguir en Barcelona.

Muro del beso:

Hablando de fotografías románticas, otra de las más románticas que podemos conseguir en la ciudad catalana es la de la imagen de “El mundo nace en cada beso” o, como se conoce popularmente, “El muro del beso”.

Se trata de un mural, algo escondido, que se encuentra en en la Plaça D’Isidre Nonell y es obra de Joan Fontcuberta. El artista catalán logra reproducir la imagen de un beso utilizando 4000 fotografías enviadas por los propios habitantes de Barcelona. Las dimensiones del mural son de casi 4 metros de altura y 8 metros de ancho. La famosa frase de Oliver Wendell Holmes “El ruido de un beso no es tan ensordecedor como el de un cañón, pero su eco es más duradero” pone la rúbrica a esta espectacular e instagrameable obra.

Plaza Milans:

La plaza Milans se encuentra cerca de una de las calles más emblemáticas y conocidas de Barcelona, la calle d´Avinyó, famosa por haber sido retratada en una de las pinturas más importantes de Picasso.

Aunque parezca raro, si vas a esta plaza con una cámara lo único que podrás fotografiar es el cielo. Y es que en la diminuta y redonda Plaza Milans no encontrarás ningún monumento o construcción que sea digno de capturar en una instantánea. Sin embargo, si diriges el objetivo de tu cámara hacia arriba encontrarás en los edificios de la plaza el mejor encuadre del cielo que se pueda tener.

Búnkeres del Carmel:

Los búnkeres del Carmel se encuentran situados en lo alto de Turó de la Rovira y fueron construidos como baterías antiaéreas de los ataques de los bombardeos que sufrió Barcelona durante los años de la Guerra Civil.

Aunque habían caído en el olvido, desde hace unos años son cada vez más los locales y turistas que suben hasta los búnkeres del Carmel para obtener una de las mejores vistas de la ciudad condal. Desde aquí se domina la ciudad y el mar y se dibuja, mejor que en cualquier otro lugar de Barcelona, el perfil de la ciudad. Por cierto, si subes hasta los búnkeres del Carmel te aconsejamos que, además de la cámara de fotos, lleves contigo una botella de cava y brindes por las increíbles vistas que se tienen desde allí al atardecer.

Cementerio de Poble Nou:

Otro de los lugares de Barcelona donde conseguir fotos distintas y únicas es el Cementerio de Poble Nou. Se trata de uno de los camposantos más antiguos de la ciudad y, sin duda, uno de los más interesantes. El recinto cuenta con un gran número de esculturas y mausoleos de gran belleza. El silencio del cementerio sólo es roto por la fuerza que transmiten figuras como “El beso de la muerte”.

Plaza del Pi:

Otro de los lugares al aire libre que merecen estar entre los 10 para fotografiar en Barcelona, es la Plaça del Pi, en el barrio gótico de la capital catalana.

La Basílica de Santa María del Pi es la protagonista de un espacio donde conviven varias plazas que en su momento eran cementerios que rodeaban la iglesia. La basílica es una construcción del siglo XIV de estilo gótico catalán. En la fachada destacan sus dos torres y un magnífico rosetón que tuvo que ser reconstruido tras un incendio. En la Plaza de Sant Josep Oriol, que se encuentra en uno de los laterales de la basílica, se concentran los fines de semana varios pintores que muestran sus obras a los paseantes, recreando una imagen bohemia que recuerda al barrio de Montmartre de París.

Mercat de Sant Antoni:

Después de varios años de reformas, por fin terminaron las obras de recuperación del magnífico Mercat de Sant Antoni de Barcelona. El mercado se encuentra en el barrio del mismo nombre, un barrio que en los últimos tiempos se ha convertido en una de las zonas más modernas, bohemias y con más ambiente de la ciudad.

El edificio del mercado fue diseñado a finales del siglo XIX por Antoni Rovira i Trias y Josep M. Cornet i Mas. Al mercado acuden los habitantes de Barcelona para llenar cada día su carro de la compra. Los domingos se celebra en el recinto un mercadillo donde es posible encontrar un buen número de artículos vintage, así como preciosas antigüedades. El mercadillo se convierte en una excusa perfecta para sacar la cámara y acercarse a uno de los barrios más de moda de la ciudad condal.

Mercado de los Encantes:

Por último, queremos terminar con otro de los mercados más famosos de Barcelona, el Mercado de los Encantes, algo así como el famoso rastro de Madrid. En el año 2014, el Mercado de los Encantes dejó su antigua ubicación y se trasladó a uno de los puntos más transitados y famosos de la ciudad, la plaça de las glories, con la torre Agbar presidiendo el espacio. En los encantes es posible encontrar cualquier artículo que se necesite, ya sea ropa, libros, muebles o antigüedades. Para los apasionados de la fotografía, en el techado de espejos de los Encantes encontrarán un aliado para conseguir fotos de singular belleza.


Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.