¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Nimes

Nimes


Nimes es una ciudad de la región francesa de Languedoc – Rousillon que estará siempre ligada a los monumentos que los romanos dejaron en ella. Dos son los tesoros arquitectónicos de la época romana que han dado justa fama a esta localidad del sur de Francia: El anfiteatro de Nimes y la Maison Carrée. La ruta de hoy nos llevará a descubrir estas dos joyas romanas, además de recorrer otros fascinantes lugares de la ciudad.

Francia Francia Francia Francia Francia
Datos Útiles


País: Francia
Idioma: Francés
Zona Horaria: GMT +1
Moneda: EUR
Requisitos de entrada: DNI Válido

Cerca de Marsella se encuentra esta ciudad de unos 150.000 habitantes que posee 2500 años de historia y que fue uno de los principales núcleos urbanos durante los años de dominio romano.

En el siglo II a.c  los romanos ocuparon la antigua ciudad de Nemeausus (la actual Nimes). Esta ciudad era un punto importante para ellos, puesto que por aquí hicieron que pasara la conocida como Vía Domitia, una vía que unía la península itálica con la península ibérica. Poco a poco la ciudad fue convirtiéndose en una de las más importantes urbes para el imperio romano, llegando a alcanzar los 25000 habitantes en aquella época. Al convertirse en un centro urbano tan destacado, se comenzaron a llevar a cabo en ella numerosas construcciones. Algunas de esas construcciones han conseguido llegar hasta nuestros días en perfecto estado de conservación; lo que hace que Nimes posea dos de los monumentos de la época romana mejor conservados del mundo .

ANFITEATRO DE NIMES LES ARÉNES:

Conocido como Las Arenas. Es la gran atracción turística de la ciudad. Estamos hablando de una de las construcciones romanas mejor conservadas de cuantas han llegado hasta hoy. Este anfiteatro, del año 70, es un claro ejemplo del talento y la maestría romana a la hora de construir grandes edificios.  Posee una estructura muy parecida a la del Coliseo de Roma; si bien el de Nimes ha conseguido llegar en un mejor estado de conservación.

Las dimensiones son menores que las del gran Coliseo de Roma: 133 metros de largo, 101 metros de ancho y 21 metros de alto y posee dos alturas compuesta cada una por 60 arcos. Un recinto en el que cabían hasta 24000 espectadores.

El gran estado de conservación se debe a que, tras la caída del imperio, el recinto se utilizó con otros fines, como albergar un pequeño pueblo en su interior con casas e iglesias. El que no se haya encontrado prácticamente nunca abandonado a su suerte es algo que ha contribuido enormemente a que haya llegado en ese perfecto estado de conservación hasta nuestros días.

Desde 1863 este formidable espacio se ha utilizado como plaza de toros.

MAISON CARRÉE:

Literalmente la “Casa Cuadrada”. Es el segundo de los grandes edificios de la época romana con los que cuenta Nimes. Para llegar desde el Anfiteatro de Las Arenas hasta este monumento sólo debes seguir la avenida Víctor Hugo.

Se trata de un templo romano, de orden Corintio, construido en el año 16 a.c. que sorprende al visitante por el perfecto estado de conservación en el que se encuentra tantos siglos después. Al igual que pasó con el Anfiteatro, el perfecto estado de conservación de la Maison Carrée se debe a que, tras su construcción, siempre se ha utilizado con algún que otro fin. Por ejemplo, durante tres siglos fue sede del ayuntamiento, para pasar posteriormente a cumplir otras funciones como caballeriza o centro de archivos.

El conjunto muestra un monumento de perfectas proporciones que transmite armonía y claridad; es difícil encontrar en el mundo una construcción romana que haya llegado en mejor estado hasta nuestros días.

El templo está dedicado a Cayo César y a Lucio César y en su interior se muestran vídeos de la historia de la ciudad en la época romana.

 TOUR MAGNE:

Como hemos comentado con anterioridad, Nimes era un centro estratégico clave para los romanos, pues era ciudad de paso de la Vía Domitia que conectaba Italia con Hispania. Para proteger la ciudad, contaba Nimes con un complejo sistema defensivo compuesto por una muralla de siete kilómetros de longitud y numerosas torres defensivas. Lamentablemente, de todas aquellas torres, sólo una ha llegado hasta nuestros días. Se trata de la conocida como Torre Magna. Esta torre fue levantada en el año 15 a.c. y sólo conserva la parte inferior de la misma. A pesar de no haber llegado entera hasta nuestros días, se trata de uno de los monumentos más destacados de Nimes. Esta torre mide algo más de 30 metros de alto, lo que la hace perfecta para disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad.

La torre Magne se encuentra justo detrás del montículo que está detrás de los Jardines de la Fontaine; otro de los lugares más importantes de Nimes.

Los Jardins de la Fontaine se construyeron en el año 1745 por encargo de Luis XV y están considerados uno de los primeros jardines públicos que se crearon en toda Europa. Aquí se halla el manantial donde nació la ciudad conocido como Manantial sagrado de Nemazat.

El jardín es un bello espacio repleto de fuentes y con una rica vegetación. Un lugar apacible donde los ciudadanos de Nimes se acercan a pasar las agradables tardes de fin de semana.

No nos vamos sin conocer otro de los grandes monumentos de esta parte de la ciudad: Las ruinas del templo de Diana. Aunque sólo quedan los restos, existen algunas partes que han sobrevivido hasta el día de hoy. No está clara la función del espacio, pero se piensa que pudo ser una biblioteca por algunos de los elementos que componen esta construcción del siglo I.

Aunque los monumentos hasta ahora citados son los principales, Nimes esconde en sus calles otros tesoros que debemos mencionar:

PUERTA DE AUGUSTO: Se trata de una de las puertas que pertenecían a la muralla que defendía la ciudad. Posee cuatro puertas de entrada; dos para los transportes rodados de la época y dos puertas por las que pasaban las personas caminando. Existe otra puerta en la ciudad conocida como Puerta de Francia, pero la de Augusto es la que posee una mejor calidad arquitectónica.

IGLESIA  DE SAN BAUDULIO: De estilo neogótico. Enfrente de la Puerta de Augusto. De la segunda mitad del XIX y consagrada a este mártir.

CATEDRAL DE SAN CASTOR: En el centro histórico. Data de finales de Siglo XI y  fue consagrada por el papa Urbano II en 1096. Mezcla de estilos románico y gótico

PLACE DE L´HORLOGE (Plaza del reloj): En el centro histórico de Nimes. Cerca de la Catedral. Destaca la Torre del reloj de 31 metros, que pertenecía al ayuntamiento. Plaza muy animada en la que hay terrazas, restaurantes, bares y tiendas.

CARRÉ D´ART: Enfrente de la Maison Carrée. Norman Foster creó este moderno edificio en 1993. Realizado en acero y cristal. Posee una biblioteca con numerosas obras y un museo de arte contemporáneo.

¿Por qué realizar esta ruta?

Porque Nimes es una de las ciudades del mundo que mejor ha sabido conservar los tesoros que nos dejó la época romana.

Lugares imprescindibles de esta ruta:

Imprescindible acercarte a visitar el Anfiteatro de Les Arénes y el Maison Carrée.

Otras rutas cercanas publicadas en Megustaviajarbarato:

Si se dispone de más tiempo, aconsejamos realizar alguna de estas rutas que ya hemos publicado en Megustaviajarbarato:

Midi Pyrenees: una ruta por el sur de Francia:

https://www.megustaviajarbarato.es/articles/paths/midi-pyrenees-una-ruta-por-el-sur-de-francia.html  

La costa azul: una ruta por la esencia del lujo y el glamour:

https://www.megustaviajarbarato.es/articles/paths/la-costa-azul-una-ruta-por-la-esencia-del-lujo-y-el-glamour.html


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.