¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Danubio en bicicleta

Danubio en bicicleta


El Danubio nace en la ciudad alemana de Donaueschingen, atravesando en su recorrido de oeste a este, bellos parajes de la Selva Negra y diversos pueblos y ciudades majestuosas, hasta llegar a Passau, frontera austriaca y final de la primera ruta del Danubio que os presentaremos hoy.

Alemania Alemania Alemania Alemania Alemania Alemania
Datos Útiles


País: Alemania
Idioma: Alemán
Zona Horaria: GMT +1
Moneda: Euro
Requisitos de entrada: DNI válido

A las orillas del rio transcurre una ruta ciclista muy bien señalizada y de gran atracción. Apta para todas las edades, será fácil encontrarnos a familias y personas de edad avanzada pedaleando a nuestro lado. Aunque el recorrido es descendente, nos encontraremos algunas veces con algunas pequeñas subidas que quizás nos cuesten un poco más; de todas formas no es necesaria preparación física especial para realizar esta ruta, y siempre dispondremos de la posibilidad de saltarnos algunas etapas y realizar el recorrido del día en tren si estamos muy cansados.

Etapa 1: de Donaueschingen a Beuron
Salimos de la fuente del Danubio, que nos indica el inicio de nuestro trayecto. Tras dejar la ciudad de Donaueschingen, pronto nos encontraremos cruzando el pueblo de Pfohren, y tras él, a nuestra izquierda, veremos levantarse el Wartenberg, uno de los volcanes extintos de la región, sobre el cual se levantan las ruinas de un castillo con el mismo nombre. Unos 21 kilómetros después de ver el castillo estaremos entrando en la ciudad de Tuttlingen, reconstruida en 1803 tras ser arrasada por un catastrófico incendio que provocó que tan sólo una pequeña parte de sus construcciones medievales pudiese mantenerse hasta nuestros días. Nos espera ahora el pedaleo más largo del día, 25 kilómetros hasta llegar a la archiabadía de Beuron, lugar en el que se encuentra el castillo de Wildenstein y un acogedor hostal donde podremos pasar la noche.

Etapa 2: de Beuron a Riedlingen
Tras un buen desayuno partimos con algunos desniveles en este primer tramo de 30 kilómetros, los cuales serán compensados por la belleza de los pueblos que cruzaremos. Tomaos la libertad de posaros algunos momentos de la bicicleta y adentraros en las calles pues merecerá la pena, como en el caso de Mengen, cuyos restos de asentamientos en la zona se remontan a la época romana. Saliendo de la ciudad volvemos a encauzarnos hacia la orilla del Danubio, iniciando el último tramo de 20 kilómetros que nos separa de nuestro destino de la segunda etapa, la ciudad de Riedlingen. Esta ciudad data del año 835, y tiene la peculiaridad de ser una de las pocas que apenas sufrió daños durante la segunda guerra mundial, conservando de este modo una gran belleza de estilo medieval.

Etapa 3: de Riedlingen a Ulm
Comenzamos un día tranquilo, con recorrido en desnivel que nos llevará tras 22 kilómetros al pueblo de Munderkingen. Podemos aprovechar la parada para bajar un poco el ritmo disfrutando de las vistas. Tras salir de Munderkingen, un corto trayecto de 14 kilómetros nos lleva hasta Ehingen. Lo mejor será aprovechar para almorzar y darnos un pequeño descanso tomando un helado en alguna de sus creperías, ya que nos espera un buen tramo de 33 kilómetros hasta nuestra meta de hoy, Ulm. La ciudad de Ulm posiblemente sea la de mayor tamaño que nos hayamos encontrado hasta ahora desde que salimos. En este punto ya hemos recorrido un tercio del camino hasta la frontera. Tendremos varias posibilidades de alojamiento, así como talleres de reparación por si necesitamos que le echen un vistazo a nuestra bicicleta.

Etapa 4: de Ulm a Dillingen
A la salida de Ulm tendremos que estar pendientes a las indicaciones, especialmente si se ha experimentado crecida del rio. Lo mejor es que os paséis el día antes o esa misma mañana por un puesto de turismo para informaros de la situación de los caminos y la mejor manera de retomar la senda. Una vez de vuelta en la ruta, seguimos el pedaleo hasta la ciudad de Gunzburg, donde peculiarmente podremos visitar un Legoland. La torre de la ciudad es digna de ver y merece un desvío. Una vez dejar atrás Gunzburg, nos quedará un tramo algo más largo de 33 kilómetros, atravesando el pueblo de Gundelfingen y Lauingen (entre los cuales encontraremos unas ruinas romanas), para llegar a Dillingen, parada final de hoy. Os recomendamos tomaros el tiempo que podáis para descansar, pues la siguiente etapa será la más larga de toda la ruta.

Etapa 5: de Dillingen a Neuburg
En esta etapa atravesaremos varios pueblos pequeños. A destacar a mitad de camino el de Donauworth, con unas ruinas medievales cuya conservación es excelente. Seguimos a un buen ritmo a la salida de Donauworth, con cuidado pues en algunos momentos transitaremos al lado de carretera. Finalmente, tras recorrer los casi 74 kilómetros de hoy, entramos en la ciudad de Neuburg. Importante no perderse en Neuburg: el gran palacio, considerado el más hermoso del Danubio; el castillo, construido en el 1200 sobre una antigua fortificación celta; y una farmacia de estilo barroco reconvertida en bar de jazz.

Etapa 6: de Neuburg a Bad Gogging
Dejamos Neuburg pedaleando pegados a una carretera secundaria durante un par de kilómetros. Tras poner precaución al abandonar la carretera retomamos los caminos a la altura del Palacio de caza de Grunau; los siguientes 20 kilómetros los realizaremos algo alejados del rio, hasta la vecina ciudad de Ingolstadt. Aprovechamos para bajarnos de la bici e invertir el resto de la mañana visitando la ciudad a pie. Que sepan los amantes del terror que se encuentran en la ciudad de nacimiento de Frankenstein; para los amantes de la historia y el arte nada mejor que visitar la Catedral gótica y la iglesia María de Victoria (de estilo rococó), la cual guarda en su interior la Custodia de Lepanto (creada para celebrar la victoria sobre los turcos en la batalla del mismo nombre). Dicen que Ingolstadt es “para todos los gustos”, y es que también encantará a los amantes de la cerveza, recomendando para ellos una visita al museo de la reconvertida Kuchlbauer Brewery. Finalmente, aunque no menos importante, esta ciudad es la casa del museo de historia Audi, un obligado para los seguidores del motor. Sin lugar a dudas, si nos sobran días o contábamos con pasar un par de noches en algún sitio, Ingolstadt sería una buena ciudad para hacerlo, ya que nos resultará imposible disfrutarla por completo en unas horas. La otra mitad del recorrido planeado para la etapa de hoy, transcurre por tranquilos caminos pegados al rio hasta el pueblo de Bad Gogging; podremos descansar en él o en la vecina Neustadt, que habremos dejado 4 kilómetros atrás.

Etapa 7: de Bad Gogging a Regensburg
Salimos por los caminos de Bad Gogging con el rio a nuestra izquierda hasta llegar a Weltenburg. Aquí tendremos dos opciones, podremos seguir en bicicleta durante unos 6 kilómetros por carretera secundaria hasta Kelheim, o bien podremos tomar un barco a las orillas de la Abadía Weltenburg para ahorrarnos la carretera (disponible solo de Marzo a Noviembre). De una forma u otra, al llegar a Kelheim recomendamos desviarnos ligeramente a la izquierda para visitar el Befreiungshalle (o Hall de la Liberación). Esta magnífica construcción circular fue levantada en memoria de todos aquellos que ayudaron en la liberación de Alemania de manos de Napoleón. Continuamos nuestro camino, preferiblemente dejando el rio a nuestra izquierda para evitar tramos por carretera, y pegados a la orilla veremos tras unos 30 kilómetros, el puente de piedra de la ciudad de Regensburg, destino de hoy.

Etapa 8: de Regensburg a Straubing
Comenzamos el último tercio de nuestra aventura dejando atrás la ciudad de Regensburg y tomando un pequeño desvío a nuestra izquierda 6 kilómetros después. Si el Befreiungshalle nos gustó, lo que tenemos ante nosotros nos impresionará. El Walhalla, obra del mismo autor que el Hall de la Liberación y anterior a este. Construido en mármol y siguiendo el diseño del Parthenon griego, fue encargado por Ludwig I (Luis I) de Baviera, que deseaba construir un templo en honor a los alemanes ilustres. En su interior ya hay un total de 162 bustos de figuras célebres, y el nombre hace referencia al lugar de la mitología nórdica donde viven los dioses y donde acogen a los héroes caídos. Dejamos atrás el Walhalla y continuamos ruta casi sin escalas hasta una ciudad con más de 2500 años de antigüedad; conocido como “Sorviodurum” por los celtas, Straubing será nuestro final de etapa.

Etapa 9: de Straubing a Vilshofen
El de hoy será un recorrido largo, así que tras un buen desayuno en Straubing, es aconsejable salir temprano. Tras pasar Bogen, a 10 kilómetros de Straubing, nos encontraremos con un buen tramo y con un par de kilómetros por carretera hasta llegar a Deggendorf. Aquí podemos descansar un poco las piernas y disfrutar de una buena comida y un leve paseo antes de continuar. Nos separan poco más de 30 kilómetros del final planeado de etapa en Vilshofen, no obstante, si nos encontramos muy cansados, podremos buscar alojamiento en Winzer (a 17 kilómetros) o Hofkirchen (a 24 kilómetros).

Etapa 10: de Vilshofen a Passau
Estamos a tan solo 24 kilómetros de la frontera con Austria. Al salir de Vilshofen, tanto si tomamos el margen izquierdo o el derecho, deberemos circular con precaución por unos 8 kilómetros de carretera secundaria. Tras atravesar pequeñas poblaciones pronto comenzaremos a ver la entrada a la ciudad de Passau, meta de nuestra ruta y final del tramo alemán del Danubio. Passau es conocida como la ciudad de los tres ríos, pues en ella confluyen el Danubio por el oeste, el Inn por el sur y el Ilz por el norte.
Debido a su ubicación, Passau es una ciudad que goza de una rica historia. Cambió de manos en numerosas ocasiones, y así mismo sufrió grandes desperfectos y catástrofes, lo que hizo que a lo largo de los siglos fuese reconstruida siguiendo distintas corrientes arquitectónicas. Es sin duda una ciudad digna de ver y de sentir, pues cada rincón tiene un pedacito de historia.


A tener en cuenta:

  • Las mejores fechas para ir son a principios o finales de verano, para evitar grandes tormentas y mosquitos en la medida de lo posible.
  • Mejor alforjas impermeables que mochila; serán más cómodas.
  • Podéis llevar vuestras propias bicicletas, no obstante os puede resultar más cómodo alquilarlas en Donaueschingen. Algunas empresas tienen servicio de recogida al final de la ruta en Passau.
  • Los aeropuertos más cercanos a Doanueschingen son los de Stuttgart, Múnich y Zúrich. Desde cualquiera de estas ciudades tendréis trenes.
  • No es condición indispensable llevar reservado alojamiento, aunque en épocas de mucha afluencia corréis el riesgo de que algunos lugares estén completos.
  • Hay numerosos campings a lo largo del recorrido si preferís llevar vuestra tienda de campaña. Tened en cuenta que la acampada libre está prohibida y os pueden multar.
  • La división de 10 etapas está pensada para personas que no estén muy acostumbradas a largos periodos en bicicleta. Para ciclistas experimentados el número de etapas puede reducirse considerablemente.

Imprescindibles:

  • Un buen mapa de la zona. Aunque la ruta no está mal señalizada, es imprescindible llevar un buen mapa para evitar perdernos.
  • Repelente anti mosquitos. Incluso aunque no vayamos en pleno verano, no debemos olvidar que iremos a la orilla de un rio.
  • Chubasquero. Las tormentas en la zona pueden ser repentinas, y en solo cinco minutos pueden dejarnos calados hasta los huesos.
  • Un diccionario. Salvando en ciudades grandes o en oficinas de turismo, la mayor parte del tiempo tendremos que comunicarnos en alemán, ya que no debemos olvidar de que la ruta transcurre por pueblos en su mayoría.
  • Dinero en efectivo. Por la misma razón que lo anterior, no siempre tendremos un cajero a mano para el alojamiento o la comida, y no siempre aceptan tarjetas.


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.