¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Holanda Septentrional: encanto auténtico

Holanda Septentrional: encanto auténtico


Los Países Bajos esconden multitud de rincones que sorprenden y enamoran. Aunque lo más habitual cuando se visita Holanda es disfrutar de su capital, Ámsterdam, y realizar algunas pequeña excursión a sus alrededores, lo cierto es que el país guarda muchos más tesoros. Por eso, hoy queremos centrarnos en la provincia de Holanda Septentrional y hacerlo visitando ciudades como Haarlem, poblaciones como Edam (que da nombre a su famoso queso de bola) o pueblecitos pesqueros como Marken o Monnickendam. ¿Hacem

Países Bajos Países Bajos Países Bajos Países Bajos Países Bajos
Datos Útiles


País: Países Bajos
Idioma: Neerlandés, Inglés
Zona Horaria: GMT CET +1
Moneda: EUR
Requisitos de entrada: DNI válido

Holanda Septentrional (en neerlandés: Noord-Holland) es una de las doce provincias que conforman el actual Reino de los Países Bajos. Su capital es la ciudad de Harleem y destaca por ser una península que se adentra en el Mar del Norte. De hecho, más de la mitad del territorio de la provincia de Holanda Septentrional es terreno ganado al mar por medio de pólderes (técnica para aprovechar tierras anteriormente cubiertas por agua). Si decides visitar esta zona de los Países Bajos, éstas son algunas de las cosas que no puedes perderte:

-. Haarlem: ubicada cerca de la desembocadura del río Spaarne, Haarlem es la capital de la provincia y una de las ciudades más importantes del país. Separada de Ámsterdam por apenas 20 kilómetros, Haarlem es conocida por sus Hofijes (o asilos) construidos alrededor de patios. Estos asilos solían pertenecer a fundaciones privadas y acogían a ancianas solteras sin familia. Actualmente, quedan 19 hofije en Haarlem. Es posible visitarlos durante los fines de semana, ya que abren sus puertas al público. Tampoco podemos perdernos la plaza Grote Markt, donde podremos admirar varias construcciones destacadas, entre ellas el Ayuntamiento. Igualmente destacables son sus dos museos: el Museo Teylers y el Museo Frans Hals. El primero es el más antiguo de los Países Bajos y está dedicado a las artes y a las ciencias. El segundo recoge las obras del artista que le da nombre y de otros pintores de la Edad de Oro Neerlandesa. Antes de dejar Haarlem, también podemos ver el Molino de Adriaan (el más famoso de la ciudad) y el puente Amsterdamse Poort.

-. Monnickendam: partiendo de Haarlem y cruzando la península en dirección este, nuestra siguiente parada será el pueblo pesquero de Monnickendam. Se trata de una localidad con historia, ya que recibió su carta fundacional en 1355. Por aquel entonces, la importancia de la ciudad quedaba reflejada en el propio documento de su fundación. Aunque varios incendios acabaron con casi todos los edificios de esta época, todavía se conserva la Torre Speel, que podremos ver junto a la casa de pesaje. También pueden resultar interesantes la Casa de la Moneda y la iglesia de San Nicolás (del siglo XIV), así como su sinagoga judía, construída en 1894.

-. Marken: tras visitar Monnickendam, nuestra siguiente parada será Marken, situada en la península del mismo nombre. De hecho, el terreno donde se ubica Marken era anteriormente una isla, ya que esta franja de terreno quedó separada del continente tras una serie de violentas tormentas en la Edad Medial No obstante, en 1957 se unió al continente mediante un dique fijo. Se trata de un pintoresco pueblo de pescadores, con típicas casas de madera, un faro y un bello puerto.

-. Volendam: Tras dejar Marken y su península, nos dirigimos hacia Volendam, una pequeña ciudad portuaria situada en la desembocadura del río Ijssel. Se trata de un destino turístico popular por sus antiguos barcos de pesca, por sus casas típicas con tejados anaranjados y porque algunos habitantes todavía usan los trajes tradicionales. Resulta especialmente interesante pasear por el muelle y descubrir sin prisas las calles de su casco antiguo.

-. Edam: nuestra penúltima parada en esta ruta por Holanda Septentrional será Edam, ciudad que da nombre al famoso queso de bola holandés. De hecho, en los últimos años se ha recuperado para las turistas una recreación del antiguo mercado del queso que se celebra durante los meses de julio y agosto cada los miércoles. Además de disfrutar de una degustación de queso y de comprar tan célebre producto, podemos admirar su notable patrimonio. Detstacan el Carrillón, el Museo de Edam (la edificación de ladrillo más antigua de la ciudad), el Ayuntamiento (1737) y la iglesia de San Nicolás (siglo XV).

-. Den Helder y Texel: nuestra siguiente parada será Den Helder, el punto más septentrional de la provincia, separado por la isla de Texel por el estrecho de Marsdiep. Tras admirar la ciudad, finalizaremos nuestra ruta en la isla de Texel. 30 kilómetros de costa, preciosas playas y siete bellos pueblecitos son las señas de identidad de esta isla, las más grande y la más meridional de las Islas Frisias. No puedes perderte sus espectaculares paisajes, su faro rojo (de más de 150 años de antigüedad) y su gastronomía, en la que destacan el queso típico de la isla y su cordero.


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.