¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Tras la huella de los indianos en Asturias

Tras la huella de los indianos en Asturias


Asturias, famosa por sus verdes prados, sus espectaculares paisajes costeros y su excepcional gastronomía, sigue escondiendo preciosos tesoros que, a menudo, pasan desapercibidos para el visitante común. Uno de estos “secretos” es la huella que los llamados indianos (asturianos que regresaron tras emigrar a América y hacer fortuna allí), dejaron en sus ciudades natales en forma de palacetes, casonas y otras construcciones. En esta ruta reseguimos la huella de estos emigrantes aventureros y sus opulentos le

España España España España España
Datos Útiles


País: España
Idioma: Español
Zona Horaria: GMT UTC +1
Moneda: Euro
Requisitos de entrada: DNI válido

Construyeron enormes mansiones como símbolo de su triunfo y riqueza, financiaron obras benéficas y escuelas, levantaron iglesias y casinos… los indianos habían alcanzado el éxito en la vida y querían que se notara, querían dejar su huella en la tierra que les había visto nacer y de la que habían tenido que salir para poder triunfar. Por eso, el dinero y las corrientes arquitectónicas que los emigrantes que triunfaron en América (principalmente en México, Cuba y Argentina) trajeron de vuelta a casa a finales del siglo XIX y principios del siglo XX ha marcado la fisonomía de algunas poblaciones asturianas, configurando su paisaje y dándoles personalidad propia.

Tanto es así, que la huella de esos indianos, que en muchos casos solo regresaron como veraneantes, está aún hoy en día muy presente en los principales edificios de muchas localidades de Asturias. Éstas son algunas de las poblaciones donde podemos disfrutar de la arquitectura indiana:

- Ribadesella: fundada por Alfonso X El Sabio, la bella población de Ribadesella fue uno de los principales puertos asturianos en el siglo XIX. Precisamente, de aquí partieron muchos ciudadanos que emigraron a América para tratar de hacer fortuna. Algunos de ellos, consiguieron su objetivo y regresaron a casa (ya fuera para siempre o solo por temporadas) convertidos en hombres ricos y decididos a plasmar esta riqueza en las casas y palacetes que se hicieron construir en su localidad natal como símbolo de su triunfo. En las inmediaciones de la playa de Santa María, por ejemplo, podemos encontrar varios palacetes de estilo indiano y el Museo del Territorio, situado en lo que fuera una escuela indiana del año 1900. En nuestra visita a la localidad, también merece la pena acercarnos al casco antiguo, donde encontraremos inmuebles como la Casa de la Cueva o el Palacio de la Familia de Cutre.

- Llanes: nuestra siguiente parada será la población de Llanes, donde los indianos dejaron su huella en edificios a ambos lados de la calle de La Concepción, uno de los primeros ensanches de la villa. Algunas de las construcciones de mayor interés son La Casa de los Leones, Villa Concepción, Villa Parres, el Casino, el Palacio de la Marquesa de Argüelles, la Avenida de la Paz o la Casa de los Junco. Además, la visita a Llanes no puede terminarse sin recorrer el conjunto histórico artístico del centro, que incluye desde la muralla medieval a diversos ejemplos de arquitectura civil y religiosa. Otra de las parada obligatorias, la encontraremos junto al puerto. Se trata de los inmensos Cubos de la Memoria, del escultor vasco Agustín Ibarrola, obra escultórica que merece una parada en nuestra ruta. Finalmente, podemos acercarnos a la playa de Toró, a través del paseo del litoral, en un recorrido de menos de una hora.

- Colombres: Colombres es una parroquia del concejo de Ribadedeva y, probablemente, una de las localidades donde la huella de los indianos es más profunda. Esta población acoge, además, el Archivo de los Indianos y el Museo de la Emigración, situados en la Quinta Guadalupe, un impresionante casona azul construida por el emigrante asturiano Íñigo Noriega Lasso en1906 tras regresar de México, y nombrada así en honor de su mujer mejicana. El edificio, que puede visitarse, nunca llegó a ser habitado por su dueño, que continuó viviendo al otro lado del Atlántico, pero cuentan que su personal de servicio estaba siempre preparado y tenía la casa lista por si los dueños venían de visita. Años más tarde, la mansión se convirtió en una casa de reposo y, posteriormente, en un orfanato.

- Luarca: esta población reúne varios ejemplos de arquitectura indiana que merecen una visita, uno de ellos es la llamada Villa Carmen, casa en la que nació el célebre Severo Ochoa, después de que su familia la comprara a los originales propietarios, descendientes de Ventura Olavarrieta, indiano que amasó una gran fortuna en Cuba. También en Luarca encontraremos Villa Argentina, bautizada con este nombre en honor al país en el que se hizo rico su propietario, Manuel García, o la espectacular Villa Excelsior, encargada por Manuel Méndez de Andés, quien heredó la fortuna que su tío había amasado en Argetina, donde fundó una tabaquera llamada La Abundancia.

- Cudillero: en el pequeño núcleo de El Pito, en el concejo de Cudillero, encontramos la Quinta Selgas, una impresionante finca, compuesta por palacio de inspiración renacentista y unos jardines de más de 90.000 metros, lo que para muchos le ha valido el nombre de el Versailles Asturiano. Tras la visita, no podemos marcharnos de la marinera Cudillero sin una mirada a su puerto pesquero.


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.