¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Córdoba, capital del Al-Ándalus

Córdoba, capital del Al-Ándalus


Situada a la ribera del río Guadalquivir, antigua capital romana de Hispania Ulterior y posteriormente del Al-Ándalus, el patrimonio histórico-cultural de la ciudad sobrepasa las expectativas del viajero más exigente.

Andalucía Andalucía Andalucía Andalucía Andalucía Andalucía Andalucía Andalucía Andalucía
Datos Útiles


País: España
Idioma: Castellano
Zona Horaria: GMT +1
Moneda: Euro
Requisitos de entrada: Ninguno

Dentro de las murallas de Córdoba han convivido durante siglos las religiones musulmana, judía y cristiana. Esta amalgama de culturas y tradiciones han cristalizado en una ciudad salpicada, por todos los rincones de sus callejuelas, de edificios y ruinas con estilos arquitectónicos distintos. Un crisol de culturas antiguamente capital de capitales.

Uno de los barrios más atractivos de Córdoba es su casco histórico. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Dentro del barrio podremos apreciar la gastronomía cordobesa, muy similar a la típica andaluza pero con algunos platos típicos de la ciudad. Uno de los más famosos es el salmorejo, una sopa fría a base de hortalizas, miga de pan y aceite de oliva parecido al gazpacho. El aceite de oliva está omnipresente en la cocina cordobesa. El pastelón es un dulce hecho de hojaldre y cabello de ángel típico cordobés. La porción más pequeña del pastel se le llama “Manolete”, debido al famoso torero que siempre lo pedía. El jamón ibérico del valle de los Pedroches y los embutidos también son una parte importante del buen comer cordobés, ya sea en forma de tapas o introducidos en la receta del manjar.

Depende de la época del año en que visitamos Córdoba es posible que nos topemos con alguna festividad o evento. Durante el mes de mayo se celebra Nuestra Señora de la Salud o Feria de Mayo. Es la fiesta popular más importante, el momento más esperado es el encendido de las luces de la Portada. Una construcción en forma de gran portalada musulmana repleta de bombillas. Dentro de la feria podremos disfrutar de las típicas casetas andaluzas donde los cordobeses y turistas bailan sevillanas y degustan platos típicos cordobeses. El ambiente es festivo y muchos asistentes visten los típicos vestidos y trajes cordobeses.

 Durante el mes de abril se celebra la semana santa. Como en toda Andalucía la semana santa se vive de una manera especial, la religiosidad y el sentimiento que descubriremos en el pueblo cordobés nos cautivará. Gran cantidad de hermandades y cofradías, con enorme devoción, pasean y contemplan las procesiones de representaciones de santos y vírgenes.

Mezquita de Córdoba

La más famosa y espectacular construcción cordobesa es sin ninguna duda la Mezquita. Considerada Patrimonio de la Humanidad, fue construida en el 785 d.C. por Abderramán I aunque sufrió muchas ampliaciones durante su historia. Actualmente es la catedral católica de la ciudad o La Catedral de la Asunción de Nuestra Señora, siendo un espacio especial de arquitectura musulmana y rito cristiano.

Una de las salas más bellas es el Haram plagado con más de 1.300 columnas unidas por arcos, semejando un bosque de árboles pétreos. El Mihrab es uno de los lugares más sagrados de la mezquita donde se indica la dirección de la meca, curiosamente no se indica el sureste como seria habitual sino que señala al sur.

Medina Azahara

En las afueras de la ciudad, en la falda de Sierra Morena, se alza  el conjunto palaciego de Medina Azahara. La “Ciudad Brillante” o “Ciudad de la Flor” esta formada por tres terrazas rodeadas por una muralla y fue construida por Abderramán III en el 929 de nuestra era.
Medina Azahara fue la residencia y sede del gobierno del califato. Las salas más representativas son el Salón Rico, el más grande y donde el gobernante hacia las audiencias. La Casa del Ejército, el recinto donde las visitas esperaban a que llegase el Califa, y la Casa de Ya’far residencia del primer ministro o Hayib. Pocos años pudo disfrutar el Califato del complejo pues fue olvidado y saqueado durante el siglo XI.

Torre de Calahorra

En la orilla del Guadalquivir, cruzando el puente romano, nos topamos con la Torre de Calahorra, antigua parte de un castillo árabe. Dentro de las ciclópeas paredes del torreón encontraremos el Museo Vivo del Al-Ándalus, donde podremos contemplar como convivieron las culturas judía, cristiana y musulmana.

Museo de Bellas Artes

En la plaza del Potro veremos el Museo de Bellas Artes. Dividido en seis salas con temáticas barrocas, renacentistas y manierista de artistas de la categoría de Ribera, Zurbarán o Murillo entre muchos otros. Dejando de lado las obras pictóricas el edificio también merece especial contemplación como el patio de los naranjos o su escalera barroca.

Museo Arqueológico

Uno de los más completos museos arqueológicos de España no podía faltar en nuestra ruta. En la plaza Jerónimo Páez, dentro del casco histórico de la ciudad, se halla este museo que con ocho salas hace un recorrido a la historia de la región desde la prehistoria hasta el Al-Ándalus.

El viajero abandonará la antigua capital del Al-Ándalus con muchos sabores en su boca, no solamente debido a su riquísima gastronomía, sino con una mezcla de cultura, historia y salero andaluz.


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.