¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Flandes: la Bélgica más romántica

Flandes: la Bélgica más romántica


Flandes es una de las tres regiones, junto con Valonia y la región de Bruselas-capital, que conforman Bélgica. Se sitúa al norte del país y entre sus fronteras esconde tesoros como Amberes o Brujas, ciudades que guardan en cada rincón vestigios de su esplendoroso pasado medieval, basado en el comercio marítimo y en la unión gremial. ¿Hacemos las maletas?

Bélgica Bélgica Bélgica Bélgica
Datos Útiles


País: Bélgica
Idioma: Francés, Neerlandés
Zona Horaria: GMT +1
Moneda: Euro
Requisitos de entrada: DNI válido

Bélgica es tierra de buen chocolate y de excelente cerveza. Pero nada como degustar una (o ambas) de estas especialidades locales en escenarios tan bellos como la Grand Place de Bruselas o los canales de la romántica ciudad de de Brujas. Un espectáculo para el viajero que no dejará indiferente ni al más descreído de los turistas. Si nos decidimos a explorar esta región belga, éstas son algunas de las cosas que no podemos perdernos:

- Brujas: si alguna vez has visto una foto de Brujas, sabrás de los que hablamos cuando nos referimos a una ciudad con un encanto especial. Y es que la capital de la provincia de Flandes Occidental es una población que parece sacada de una postal gracias a sus construcciones medievales excepcionalmente bien conservadas, sus canales y sus puentes. De hecho, se cree que su nombre proviene del noruego antiguo Bryggia (que significa puentes, muelles, atracaderos), sin olvidar que, en flamenco, Brug significa también puente. Por eso, si viajas a Brujas, no puedes dejar de admirar sus puentes y pasear por su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, gracias sus estructuras arquitectónicas medievales. Otro de los atractivos indiscutibles de la ciudad son sus canales, que le han valido el nombre, junto con Ámsterdam y Estocolmo, de «la Venecia del norte».

- Amberes: situada a 50 kilómetros de Bruselas, Amberes es la segunda ciudad en importancia de Flandes y cuenta con una población de medio millón de personas Está situada a orillas del río Escalda, lo que la dota de una gran importancia estratégica (el puerto de Amberes se considera en la actualidad el segundo más importante de Europa). Otra de las características diferenciales de la ciudad es la producción de diamantes, ya que Amberes concentra el 85% de la producción mundial de diamantes en bruto, un oficio que, según parece, iniciaron los judíos, puesto que esta población reúne una de las comunidades judías más grandes de Europa. Una visita a esta población incluye una ruta obligada por las calles que rodean la Grote Markt o Plaza Mayor (sin olvidar la propia plaza, con sus bellos edificios gremiales de los siglos XVI y XVII y el Ayuntamiento, del siglo XV). Tampoco puedes irte sin visitar la Catedral, con las obras de Rubens, pintor de origen alemán establecido en Amberes, donde también puedes apreciar su obra en el Museo de Bellas Artes, y la propia Casa de Rubens, su casa-taller convertida en museo. Los amantes de los libros tienen también una cita en el Museo Plantin-Moretus, donde se puede admirar una antiquísima imprenta que se ha conservado prácticamente en su estado original.

- Gante: es una ciudad tranquila, aunque con un gran potencial turístico gracias a su estratégica situación (se ubica entre Bujas y Bruselas y sólo media hora la separa de ambas en tren). El agua tiene también un importante papel en Gante, ya que la ciudad se ubica en la confluencia de dos ríos (Escalda y Lys), por lo que no podemos perdernos sus muelles (Graslei –o muelle de los herboristas- y Korelnlei –muelle de los graneros), dos de los rincones más bellos de Gante, así como sus puentes, siendo el puente de San Miguel uno de los más recomendables, especialmente por excepcionales vistas que ofrece. Es también una de las ciudades belgas con mayor concentración de edificios históricos y una dinámica vida social y cultural. Si vamos a pasar unos días (o unas horas) en Gante, no podemos perdernos las tres torres (el símbolo más representativo de la ciudad). De hecho, se trata de tres edificios diferentes: el campanario de la Catedral de San Bavón, la torre de la iglesia de San Nicolás y la torre del Belfort, situados todos ellos en el Centro Histórico. Tampoco podemos irnos sin admirar sus casas gremiales, símbolo del gran poder que acumularon los gremios en la ciudad.

- Lovaina: al igual que Gante, Lovaina es también una ciudad situada en la confluencia de dos ríos. En este caso, la población se ubica en la convergencia del Voer y el Dijle. Se trata de una ciudad de tamaño medio con un importante peso de la vida universitaria, ya que es la sede de la Universidad Católica de Lovaina, fundada en 1425, y reúne importantes centros de investigación y empresas dedicadas a la biotecnología y las telecomunicaciones (la mayor parte de la economía local se basa en los beneficios de la investigación académica). Entre sus monumentos cabe destacar la biblioteca de la universidad, incendiada durante la Primera Guerra Mundial y reconstruida posteriormente y el Ayuntamiento (situado en la plaza Mayor o Grote Mark). Tampoco podemos perdernos la Oude Markt, o plaza vieja, centro de la noche universitaria.


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.