¡Hola!

Si aún no te has registrado, crea tu cuenta aquí
y consigue gratis tus 2 noches de hotel para 2 personas*

¡Por favor, verifica tu e-mail y contraseña!
Regístrate aquí
Iniciar Sesión
Me
Gusta
Viajar
Barato
Inicio > Encuentra tu Ruta Perfecta > Ruta de los Buenos Hombres

Ruta de los Buenos Hombres


A caballo entre España y Francia, los cátaros, llamados también Buenos Hombres (cristianos que promovían la espiritualidad y rechazaban la moral corrupta de la iglesia católica del siglo XIII), fueron perseguidos y repudiados por los poderes de la época y, en su huida, dejaron su huella en una franja de tierra fronteriza entre Cataluña y Occitania (zona sur de la actual Francia). Ahora, siete siglos más tarde, una ruta de 200 kilómetros permite rememorar el exilio de centenares de personas y conocer la form

España España España España España España
Datos Útiles


País: España
Idioma: Español
Zona Horaria: GMT UTC +1
Moneda: Euro
Requisitos de entrada: DNI válido

El camino de los Buenos Hombres es un itinerario turístico transfronterizo, que se puede realizar a pie, a caballo o en bicicleta, y que discurre a los dos lados de la frontera en pleno Pirineo. Es, asimismo, una buena excursión, si estamos pasando nuestras vacaciones en Barcelona o en la Costa Brava y queremos escaparnos unos días en plena naturaleza. Además, se trata también de una propuesta ideal para los amantes de la ruta en BTT y del senderismo.

De hecho, forma parte del trazado de la gran ruta GR-107, con inicio en el Santuario de Queralt (Berga, Cataluña) y final en el Castillo de Montsegur (Ariège, Francia). Por este motivo, no existe un único trazado y el camino puede realizarse con variaciones, especialmente en función de si se realiza a pie o en bicicleta o caballo y de si he hace en verano o en invierno, cuando el mal tiempo y las inclemencias meteorológicas, como la nieve, pueden limitar algunos tramos.

La ruta parte del Santuario de Santa Maria de Queralt (situado a más de 1.00 metros de altitud en la comarca catalana del Berguedà) y recorre de sur a norte el camino que siguieron los cátaros en su huida de la Inquisición y los cruzados, defendiendo valores como la espiritualidad, la austeridad (no eran partidarios de la construcción de grandes monumentos ni catedrales) y el retorno a un cristianismo más puro. Postulados que les enfrentaron directamente con la cúpula de la iglesia católica medieval y les obligaron a huir y a llevar durante más de tres siglos una vida clandestina que, finalmente, acabó con su desaparición.

Tras dejar atrás el santuario, la ruta avanza por los territorios con vinculación histórica con los cátaros hacia Gósol, en la que será una de las etapas más duras de todo el recorrido (hay quien plantea este primer asalto en dos días), pero también una de las más bonitas, por la espectacularidad de sus paisajes, pasando, por ejemplo, por el antiguo pueblo minero abandonado de Peguera e introduciéndonos en frondosos bosques de pinos y hayas. Es en Gósol, donde los señores de la época, dieron cobijo a muchos de esos Buenos Hombres que huyan del cristianismo oficial.

Una vez en esta población, el camino avanza entre las montañas y valles de la Sierra del Cadí y permite al visitante descubrir pequeñas poblaciones llenas de encanto, como Bagà o Bellver de Cerdanya, cuyos nobles de la época, se implicaron también en la causa cátara, sin dejar nunca los bellos paisajes del Pirineo, salpicados de bosques, pequeñas iglesias y ermitas.

Es en este punto, cuando el camino de los Buenos Hombres sigue inexorable hacia Francia. Pero justo antes de la frontera, llega a su punto más alto (2.521 metros sobre le nivel del mar), en un precioso ascenso al Cuello de la Portella Blanca, al otro lado del cual se encuentra ya la comarca de la Cerdaña Norte, en territorio francés.

Acaban pues aquí las etapas de la ruta en suelo catalán y ésta se adentra en el territorio occitano, donde avanza hacia las montañas del Ariège, cruzando espectaculares paisajes como les Gorges de la Frau (desfiladeros de montaña) que, en plena primavera, ofrecen el impresionante espectáculo de ver nubes de mariposas. El camino sigue hacia el pueblo de Montsegur y, posteriormente, avanza hacia el castillo del mismo nombre, que, si bien actualmente se encuentra en ruinas, fue la más famosa de la fortalezas cátaras y su último reducto hasta la batalla de 1244, cuando los cátaros fueron derrotados y centenares de personas optaron por morir quemadas antes que entregarse al enemigo.

Una ruta perfecta para los amantes de la naturaleza y la historia, así como para los fans del senderimo y la BTT. Sin embargo, si no nos atrae el deporte, podemos optar por disfrutar de la ruta en su versión gastronómica, ya que muchos restaurantes de la zona ofrecen platos basados en los ingredientes y las técnicas culinarias de la época.


Apúntate a nuestra Newsletter

¡Te Regalamos 2 Noches

de Hotel para 2 personas!*

*Sujeto a consumición mí­nima, disponibilidad de hoteles y otras condiciones.
Tus viajes nos interesan...
Puedes participar de manera activa en nuestra Web. ¡Cuéntanos tu historia!
Consejos para viajeros
No dejes de leer nuestros consejos para organizar tu viaje o escapada en el Cuaderno del Viajero.